viernes, 25 de marzo de 2011

TSUNAMI DE JAPON...

TOKIO (Reuters) - Los temores por la radiación aumentaron el viernes en Japón después de que trabajadores sufrieron quemaduras cuando intentaban enfriar la planta nuclear dañada por el terremoto, mientras el Gobierno sembraba la confusión sobre si estaba ampliando la zona de evacuación.
El primer ministro japonés, Naoto Kan, en su primer discurso público sobre la crisis en una semana, dijo que la situación en la planta nuclear de Fukushima, ubicada en el norte de Tokio, no estaba empeorando pero también admitió que no estaba "en ningún lugar cerca del punto" de estar resuelta.
"Estamos haciendo esfuerzos para evitar que empeore, pero siento que no podemos volvernos condescendientes", dijo Kan a periodistas. "Debemos seguir estando en guardia", agregó.
Los comentarios reflejaron la inquietud que se vive en Japón después de varios días de trabajo lento pero continuo para contener la crisis nuclear, que fue desatada por un devastador terremoto y tsunami hace dos semanas.
Más de 10.000 personas murieron y 17.500 aún permanecen desaparecidas en el desastre. Pero aún esos números se han visto eclipsados por la posibilidad de una catastrófica fusión del núcleo en Fukushima, a 250 kilómetros al norte de Tokio.
El Gobierno instó a que se fueran decenas de miles de personas que viven una zona ubicada a 20-30 kilómetros del complejo afectado, pero insistió en que no estaba ampliando la zona de evacuación.
China, mientras tanto, dijo que dos viajeros japoneses que llegaron al país tenían niveles de radiación muy altos.
INCERTIDUMBRE SOBRE FUENTE DE RADIACION
Tres trabajadores que intentaban enfriar uno de los reactores más críticos en la planta fueron expuestos a niveles de radiación 10.000 veces mayores de lo normal, pero funcionarios no pudieron decir si la filtración provino de un núcleo radiactivo debido a una rotura en el contenedor.
Una rotura en el reactor implicaría un revés grave después del lento progreso alcanzado para contener las filtraciones de radiación.
El reactor, el número 3 de seis, es el único que usa plutonio en su mezcla de combustible, que es más tóxico que el uranio utilizado en los otros reactores.
El Gobierno pidió una investigación exhaustiva de por qué esos niveles tan elevados de radiación han salido de repente a la luz.
Más de 700 ingenieros han estado trabajando en turnos las 24 horas del día para estabilizar el complejo de Fukushima desde el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo, pero se retiraron de algunas partes cuando los trabajadores resultaron heridos.
Dos hombres sufrieron quemaduras por radiación después de que cayó agua sobre sus botas.
"El agua contaminada tenía 10.000 veces la cantidad de radiación que encontraríamos en agua que circula en un reactor que opera normalmente", dijo el funcionario de la agencia nuclear japonesa Hidehiko Nishiyama.
"Es posible que haya daño en el reactor", agregó.
Pero más tarde aclaró que no creía que se pudiera producir un daño físico como una ruptura.
La agencia de control nuclear de la ONU (IAEA por su sigla en inglés) dijo que un total de 17 trabajadores habían recibido niveles elevados de radiación en Fukushima desde que la operación comenzó, pero indicó que los otros 14 no sufrieron quemaduras.
RADIACION EN VIAJEROS
La Administración Estatal de Supervisión de la Calidad y de Inspección y Cuarentena de China dijo que dos viajeros que llegaron en avión a la ciudad oriental de Wuxi desde Tokio tenían niveles altos de radiación, aunque no presentaban un riesgo para los demás.
"Las pruebas mostraron que los dos viajeros excedieron seriamente el límite", informó el organismo en un comunicado.
Hasta el momento, a nadie en Japón excepto a los trabajadores en la planta dañada se le ha descubierto con niveles de radiación muy serios.
El jefe de Gabinete de Japón dijo que 130.000 personas que viven en los alrededores de Fukushima deberían considerar dejar la zona, aunque insistió en que esto se debía a que era difícil llevar provisiones a la región y que no era una orden de evacuación.
"Considerando cuán prolongada se ha vuelto la situación, pensamos que sería deseable que las personas evacuen voluntariamente para cubrir las necesidades sociales", dijo Yukio Edano.
Japón evacuó una zona de 20 kilómetros alrededor de la planta de Fukushima después del desastre natural. Setenta mil personas dejaron sus casas.
"LAS COSAS ESTAN MEJORANDO"
En el norte de Japón, más de un cuarto de millón de personas están en refugios. Socorristas exhaustos aún revisan pueblos y aldeas devastados, recuperando cadáveres y retirando fotos para consuelo de los sobrevivientes.
Las autoridades sepultan a los cadáveres no identificados en fosas comunes, pese a la usual práctica budista en el país de la cremación.
Sin embargo, en medio del sufrimiento existe la sensación de que Japón está superando la crisis humanitaria. La ayuda está llegando a los refugiados y los servicios de teléfono, electricidad, correo y bancos comenzaron a regresar a la normalidad, aunque en oportunidades de manera improvisada.
"Las cosas están mejorando bastante", dijo Tsutomu Hirayama, de 57 años, con su familia en un centro de evacuación en Ofunato.
"Durante los primeros dos o tres días, sólo teníamos un tazón de arroz y agua en cada comida. Yo pensé: '¿Cuánto tiempo va a durar esto?' Ahora estamos recibiendo mucha comida, es casi un lujo", agregó.
Los estimados 300.000 millones de dólares en daños por el terremoto de magnitud 9 y posterior tsunami convierten a éste en el desastre natural más costoso del mundo, eclipsando el terremoto de 1995 que golpeó a la ciudad nipona de Kobe y al huracán Katrina, que arrasó a Nueva Orleans en el 2005.
(Reporte adicional de Linda Sieg, Sumio Ito, Mayumi Negishi, Shinichi Saoshiro y Kiyoshi Takenaka en Tokio, Yoko Nishikawa, Jon Herskovitz y Chisa Fujioka en noreste Japón; Escrito por Robert Birsel y Andrew Cawthorne; Editado en Español por Lucila Sigal)...



.......

No hay comentarios:

Publicar un comentario